Cómo controlar las horas extras dentro de las organizaciones.

Las horas extras representan uno de los rubros más importantes en las operaciones de las empresas.  En ocasiones, se vuelven en gastos incontrolables.  

 

La clave para que esto no ocurra es que exista un férreo control sobre el trabajo que va a realizar el colaborador fuera de su jornada regular.  Si usted planifica previamente el trabajo que se hará en tiempo extraordinario y una vez cumplido el mismo se verifica su realización, no tendrá problema alguno.  

En ocasiones, los departamentos piensan que ese control debe llevarlo a cabo Recursos Humanos, cuando esto es responsabilidad de cada Gerente de Area.

 

Lamentablemente, la tecnología ha traído consigo también pérdidas económicas para las empresas.  Sólo observe en su organización, cuántos colaboradores están con el celular escondido entre piernas, viendo redes sociales o chateando, en vez de estar laborando? Todo esto lleva a que si en las ocho horas el colaborador no hace  su trabajo asignado por estar inmerso en  su celular o en sitios web que no tienen nada que ver con su trabajo, debe quedarse tiempo extra para concluirlo, pero  debiera hacerlo a sus costas y no de la empresa.

 

Mi sugerencia, establezcan políticas internas que regulen el uso de equipos personales o accesos a sitios web en jornadas laborales, además de solicitar rendición de cuentas por todo trabajo extraordinario realizado (previamente aprobado).

 

Suerte y nos vemos la semana entrante con otro tema de actualidad.

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0