Proyecciones financieras: Cómo controlar mi flujo de efectivo.

En muchas ocasiones, y puede ser tanto en pequeñas empresas como en grandes corporaciones, la falta de proyección de las entradas y salidas de efectivo puede ocasionar "estrés financiero", el cual debe solucionar el responsable de las finanzas dentro de la empresa.

 

Esta persona que pasa en ocasiones desapercibida, tiene a su espalda, garantizar que las operaciones del negocio puedan pagarse de manera oportuna, con la debida diligencia de la gestión de cobros y/o entradas de ingresos de contado.

 

Este rejuego que  se repite mes a mes y año tras año mantiene sano el negocio en la medida que exista una adecuada planificación financiera, enfocado primordialmente al manejo óptimo del flujo de efectivo.

 

Para ello, es importante tener presente los siguientes aspectos:

 

1.  Control de los gastos:  Es un trabajo difícil si no se cuenta con un presupuesto de egresos.  Personalmente hago mayor énfasis en el control del gasto "incontrolable" que es el rubro de sueldos y horas extras.  En este caso específico, el financista debe trabajar de la mano con los gerentes de los departamentos operativos para llevar un adecuado seguimiento a las jornadas de trabajo, afectadas hoy en día por el uso de las redes sociales.  Tome un minuto y mire a su alrededor en la empresa y verá muchos de sus colaboradores o compañeros de labores inmersos en el chat, por mencionar el más común, en vez de estar realizando las tareas para lo que fue contratado.

 

2. Sea eficiente en las compras de productos para su inventario:  Mínimo, su inventario debe rotar dos veces al año.  Analice aquellos productos que ha comprado y tienen baja demanda por parte de sus clientes.   Igualmente, cotice y busque el mejor precio de compra de inventarios.

 

3. Cuidado en la cobranza:  Procure mantener su cartera de cobros a 30 días.  Si está iniciando el negocio, no otorgue crédito.  Al hacerlo y sus clientes no cumplen en el período establecido, automáticamente su empresa estará "financiando" las operaciones de él, de forma indirecta.

 

4.  Utilice los plazos otorgados por sus proveedores:  Negocie con sus proveedores mejores plazos de crédito para que le permita vender el inventario previo al vencimiento de pago a su proveedor.

 

5.  Elabore un presupuesto:  Como he dicho en otras ocasiones: "La planificación es el éxito de todo negocio.  Con un rumbo bien definido, es fácil superar cualquier obstáculo".  Debemos hacer un presupuesto de las entradas y salidas de dinero y con ello evitaremos problemas de liquidez en la empresa.  Los negocios mantienen operaciones cíclicas (meses de grandes entradas de efectivo, así como meses que casi no cuentan con ingresos de dinero).  Si no planificamos, esos meses de baja de dinero, no podremos hacer frente a los gastos fijos de la empresa.

 

En las exposiciones que participamos la semana pasada para los pequeños y medianos empresarios, muchos de ellos han escrito en los días subsiguientes  para agradecer la explicación de estos conceptos, que le han permitido ver su negocio desde otra perspectiva. Y usted, cuenta con una adecuada planificación financiera?